Eric Legras … THEDOCTORFACTORY … Health & Wellness Strategic Marketing


Los médicos son de Marte y los enfermos de Venus by The Doctor Factory

relacion medico pacienteEl 60% de los pacientes con osteoporosis teme depender de los demás por el trastorno . La red OsteoLink nace para mejorar la comunicación entre médicos y afectados

 ISABEL F. LANTIGUA- ElMundo.com

DENVER.- Realidades paralelas que casi nunca se cruzan. Son las que habitan los médicos y los pacientes. Ante una enfermedad, la percepción que tienen del problema varía según el lado desde el que lo miren. Ocurre así con casi todos los trastornos, pero lo ha dejado bien claro una encuesta sobre osteoporosis que se ha presentado en el 31 Congreso Anual de la Sociedad Americana de investigación mineral ósea. A los afectados les preocupa, mucho más de lo que creen sus propios galenos, sufrir una fractura, no ser igual de activos que antes o pasar a depender de los demás. A los médicos lo que les importa es que la recuperación vaya como ellos han previsto, sin entrar en otras consideraciones.

Gracias a una encuesta realizada en 13 países europeos, entre ellos España, a 844 mujeres mayores de 55 años con osteoporosis posmenopáusica y a 837 médicos con experiencia en el tratamiento de esta enfermedad, ha quedado de manifiesto que pacientes y especialistas parecen vivir en planetas distintos, que cada uno va a lo suyo y que la comunicación entre ambos no es todo lo fluida que debería ser.

Lo confirman datos como que el 79% de los afectados de osteoporosis reconoce su miedo a sufrir una fractura mientras que los médicos piensan que este temor sólo lo tiene el 50% de sus pacientes. Y, mientras que a un 70% de las mujeres encuestadas les angustia no volver a tener la misma actividad que antes y a un 60% le quita el sueño convertirse en una persona dependiente, sus galenos consideran que estas cuestiones sólo se las plantean, como mucho, entre el 30% y el 40% de las pacientes.

Impacto

“Las personas con osteoporosis temen el impacto emocional de la enfermedad y, sobre todo, la pérdida de calidad de vida. Pero sus médicos no lo saben”, argumenta el profesor Rene Rizzoli, del Comité Científico Asesor de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, según sus siglas en inglés) y encargado de presentar los resultados de la encuesta en el Congreso. “Existe una brecha importante entre lo que unos creen que piensan los otros y viceversa”, añade.

Además de esta distancia con sus médicos, la encuesta también saca a la luz algunas contradicciones que se dan entre los propios pacientes. Por ejemplo, a pesar del miedo que tienen a las consecuencias de la enfermedad en el día a día, Rizzoli destaca que tampoco hacen mucho por evitarlas, ya que “la adherencia al tratamiento, que podría minimizar estos efectos negativos, es pobre y, aunque el 82% de los pacientes afirma tener información sobre la importancia de seguir bien la terapia, un 32% la abandona durante, al menos, unos 5,5 meses”. Y, lo más llamativo, es que uno de cada cuatro piensa que esta interrupción “no puede conllevar problemas graves”.

No es la única concepción errónea que tienen los afectados, “que suelen creerse mejor informados de lo que realmente están”, según el asesor de la IOF. En el caso de la osteoporosis, un 69% afirma sentirse satisfecho con sus conocimientos y, de hecho, un 93% describe correctamente en qué consiste la enfermedad. Sin embargo, uno de cada tres afectados no es capaz de identificar ningún factor de riesgo para desarrollar la enfermedad -como antecedentes familiares, el tabaco o una dieta pobre en calcio y vitamina D, entre otros muchos-. Además, un 57% tiene la idea equivocada de que la osteoporosis es una consecuencia de cumplir años y, por tanto, no se puede hacer nada por evitarla.

Nace OsteoLink

Para tratar de acercar un poco las posturas de ambos lados, y teniendo en cuenta que un 75% de los pacientes quiere recibir información escrita sobre su enfermedad en “términos que pueda entender” y un 62% encontraría útil hablar con sus familiares y amigos acerca del trastorno, la Federación Internacional de Osteoporosis ha presentado, en el marco del Congreso que se está celebrando en Denver (Colorado) un novedoso programa de comunicación para poner en contacto a todos los implicados. El proyecto se llama OsteoLink y, de momento, se quiere lanzar para unir a pacientes con osteoporosis, amigos y médicos de Europa y Australia.

“OsteoLink está pensado para que el paciente y sus preocupaciones sean el centro del manejo de la enfermedad“, afirma Rizzoli, que señala que “el programa trata de asegurar que todos los pacientes tengan acceso a las herramientas y el apoyo que requieren para hacer frente a su problema y a la pérdida de calidad de vida que conlleva”.

Todo el contenido del programa, que pretende empezar en 2010 en Alemania, Austria, Suiza y Suecia, será desarrollado por un comité científico e incluirá posibilidades de comunicación online y en persona. Aunque aún no está muy desarrollado cómo darle forma, Rizzoli afirma que “la idea es crear un foro y un punto de encuentro que se convierta en el verdadero centro neurálgico de la comunidad involucrada con la osteoporosis”.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: